Logo Healthy Skin


Menu Home

Quiénes Somos

Healthy Skin

Piel - Envejecimiento

Contáctenos

Healthy Skin - Piel y envejecimiento

La piel es el indicador más importante en la determinación de la edad de un individuo. La piel de un bebé es muy suave y tierna.

Mientras nuestra piel envejece, también lo hacen otros órganos y tejidos. Las estructuras de sostén, colágeno y elastina, son en gran medida complejas estructuras de proteínas compuestas de aminoácidos, necesarias para producir y sostener los tejidos.

FrecuentementePiel y Envejecimiento - Healthy Skin estas estructuras pasan a ser menos abundantes con el paso de los años. Además, los radicales libres debilitan y destruyen los tejidos conectivos y cuando estas estructuras comienzan a romperse, se forman líneas y arrugas, la piel se vuelve más delgada, menos capaz de retener la humedad y se vuelve menos elástica.

El aspecto fresco de un niño cambia a una apariencia seca y escamosa a lo largo de los años. Una piel muy envejecida y arrugada puede añadir años o incluso una década a la edad de una persona.

Históricamente, las mujeres siempre han trabajado muy duro para intentar conservar la suavidad de su piel. Los productos tópicos para la piel hasta la fecha, incluso los mejores, sólo han abordado protección superficial y mejoras temporales menores.

De los miles de productos para la piel disponibles hoy en día, ninguno nunca ha tratado de abordar el proceso de deterioro en si mismo que se da en la piel envejeciendo.

El UNICO enfoque lógico es tratar la piel desde el interior hacia el exterior.

Un buen apoyo es esencial para que las capas de piel puedan preservar el colágeno y elastina. El soporte para la piel empieza desde adentro.

La función principal de la piel es protegernos de los ataques del medio ambiente. La piel tiene tres capas diferentes: epidermis, dermis y tejido subcutáneo.

La epidermis es la capa más externa de la piel. Se trata de una fina capa de células estrechamente empaquetadas que sirven como la principal barrera impermeabilizante para el medio ambiente. La epidermis proporciona el primer nivel de protección contra la invasión de sustancias extrañas en el cuerpo.

La dermis es un tejido conectivo con abundancia de fibras elásticas llamadas colágeno. Esta es la capa que determina la elasticidad de nuestra piel cuando evolucionamos, y es donde se producen los efectos del envejecimiento.

La hipodermis (subcutánea) es la capa más profunda y está conformada por las células grasas. La profundidad de la capa varía de una persona a otra. Esta capa ayuda a aislar el cuerpo. El tejido conectivo se encuentra en todas las partes del cuerpo, no sólo en la piel. Se encuentra alrededor de los vasos sanguíneos y los nervios, tendones y ligamentos, en cápsulas alrededor de las articulaciones y órganos, y como un "relleno" entre los otros tipos de tejidos.